viernes, 3 de octubre de 2014

DIEGO Y SU ALERGIA A LAS CASTAÑAS

Érase una vez un niño, llamado Diego. En el bosque, donde los árboles eran grandes, y se caen las hojas, y castañas, pero castañas gigantes, que si las partían y se las comían, les duraba para año y medio, justo igual que las setas, pero las setas valen más, eran difíciles de encontrar. Diego un día se comió una castaña, pero era alérgico, no lo supo, fue al hospital, se curó, pero no pudo comer mas castañas, y se tuvo que ir a la cafetería a comer, un día se fue a la playa para poder surfear en el agua con sus amigos, vendió las setas que cogió, con ese dinero se compró una casa, cuando fue mayor se casó, tubo hijos y, por fin, tubo comida en vez de gastar en la cafetería, por eso invirtió un poco al mes para dejar de tener alergia a las castañas, asi no invirtió mucho dinero en comida, y fue al bosque en otoño para recoger comida, y dejó de gastar tanto.  En el bosque  también había uvas, pero al bosque no va cuando hace frío, pero ganaba € haciendo trucos de magia y vendiendo cosas

1 comentario:

ALUMNOS dijo...

santi es muy corto ji,ji,ji