lunes, 28 de enero de 2013

La leyenda del lago de Sanabria.

Una mendiga entró a un pueblo, fue a buscar refugio pero las familias le decían que no. Una familia le acogió, la mendiga se quitó el trapo que tenia encima y la familia vio que era Jesucristo. Jesús le llevo a una montaña y dijo: por haberme acogido vais a ser los únicos que sobreviviréis a este diluvio. Cogió un palo del suelo y dio un golpe con el palo en el suelo. De repente las nubes se oscurecieron y llovió hasta que el pueblo se convirtió en un lago. Y todavía se oye tocar las campanas del pueblo.


Pablo Salamanqués 4 B

2 comentarios:

alicia 4b dijo...

MUY CHULA PABLO

angela 4ºB dijo...

DIGO LO MISMO QUE ALICIA